Pieza
Para finales del siglo XIX, los pintores se preocuparon por captar su propia cotidianidad; lo que un siglo antes se hubiera considerado insólito retratar, para los artistas decimonónicos se vuelve una fuente de inspiración. Este lienzo, fusión de dos géneros distintos: retrato y naturaleza muerta, presenta a una joven que trabajó en la casa de los Pastrana Escobedo y que era oriunda de Jerez, Zacatecas. Manuel Pastrana la convenció para que posara junto a distintos objetos que pertenecían al ajuar doméstico de la familia. EI retrato de la joven parece ser el pretexto idóneo para un ejercicio de composición y ensayar los efectos de sombras, proporciones y texturas en los materiales.

AVISO LEGAL

Los contenidos de este portal pertenecen al Instituto Nacional de Antropología e Historia de México, pueden ser descargados y compartidos sin modificaciones siempre que se reconozca su autor y sin fines comerciales.

Footer MediatecaINAH

Guardar
Lugares INAH

Idioma