• INAH-Mediateca/Teresa Galindo
    INAH-Mediateca/Teresa Galindo
  • INAH-Mediateca/Teresa Galindo
    INAH-Mediateca/Teresa Galindo
  • INAH-Mediateca/Teresa Galindo
    INAH-Mediateca/Teresa Galindo
  • INAH-Mediateca/Teresa Galindo
    INAH-Mediateca/Teresa Galindo
  • INAH-Mediateca/Teresa Galindo
    INAH-Mediateca/Teresa Galindo
  • INAH-Mediateca/Teresa Galindo
    INAH-Mediateca/Teresa Galindo
Museo de Sitio de Toniná
Extraordinaria ciudad maya que llegó a ser la más importante y poblada hace 1,500 años. Posee magníficas pirámides, una de ellas la más alta de Mesoamérica. De su glorioso pasado da cuenta el rico museo de sitio.

Sitio arqueológico
Sobre el Museo

El Museo de Sitio de Toniná cobija gran cantidad de piezas arqueológicas que ofrecen una visión cercana de cómo solía ser la vida política y social de los pobladores, así como sus actividades cotidianas. Su propósito es difundir la cultura maya según sus mitos de origen, reunidos en el libro sagrado del Popol Vuh, con la intención de dejar constancia de la concepción histórica y mitológica expresada en los restos materiales de los mayas asentados aquí. Fue inaugurado en julio de 2000 por el entonces presidente Ernesto Zedillo Ponce de León.

Los trabajos en la zona arqueológica de Toniná se iniciaron en 1972 y estuvieron a cargo de una compañía francesa conformada por arqueólogos, biólogos, botánicos y disciplinas afines, que se dedicó mayormente a hacer calas en varios puntos de lo que actualmente es la estructura de la Pirámide de Toniná. En 1982, el arqueólogo del INAH Juan Yadeun Angulo tuvo como tarea comenzar los trabajos de excavación, y tras varios años de ardua labor se logró rescatar muchas piezas de gran valor. En 1985 se construyeron dos bodegas, una donde actualmente se localiza la entrada de la zona arqueológica, a escasos 80 metros del Juego de Pelota, y otra que se destinó al museo de sitio.

Pronto el espacio del museo resultó insuficiente para recibir el número de piezas que seguían apareciendo como resultado de las excavaciones, y en 1998 se hizo evidente la necesidad de un nuevo inmueble. El diseño y construcción estuvo bajo la responsabilidad del arquitecto José Carlos Lozano, de Zacatecas, con apoyo del arqueólogo Yadeun Angulo, y el resultado fue la integración de la mayoría de los elementos de la arquitectura maya al museo. Un ejemplo de ello son las ventanas del edificio, construidas en forma de “T”, la representación simbólica de Ik, el dios del viento. El edificio no sólo alberga la vasta colección de piezas recuperadas a lo largo de más de 30 años de trabajo, también es un centro para la investigación y atiende a la comunidad en general, especialmente con fines educativos.

El museo se encuentra en medio de una explanada rectangular, construida para recordar el mito de la creación del universo como era concebido por los pueblos de la antigüedad mesoamericana. El edificio cuenta con dos salas de exhibición del patrimonio cultural recuperado de la zona arqueológica, un auditorio con cupo aproximado para 100 personas  donde se proyecta un documental sobre Toniná; un área de servicios educativos y dos áreas de oficinas.

El interior de las salas permite al visitante disfrutar de un ambiente único, pues se tiene sensación de haberse transportado al pasado, de estar dentro de una pirámide, al observar su techo escalonado, construido con carrizo (caña brava), madera y bambú; las paredes están decoradas con carrizo y barro en sus aplanados, a lo que se suma la exquisita riqueza cultural de las colecciones originales.

La entrada al museo se localiza en el lado sur, donde hay una estela realizada por el arqueólogo Juan Yadeun Angulo con la cuenta maya 12 baktún, 19 katún, 7 tun, 0 uinal, 0 kin, que corresponde al 13 de julio del año 2000, fecha de inauguración del museo. Las piezas arqueológicas en exhibición son originales, todas recuperadas del sitio. La primera sala ofrece una representación del inframundo, por ello se encuentra en un nivel inferior y es necesario subir 13 escalones para acceder a la sala siguiente, donde es posible admirar ofrendas, esculturas de gobernantes y discos conmemorativos con escritura glífica dedicadas al supramundo, la vida y los gobernantes.

Julio 2000
Información práctica
Temporalmente cerrado

Martes a domingo de 8:00 a 17:00 hrs.

$65.00 pesos

  • Descuento INAPAM
  • Descuento a estudiantes y maestros
  • Domingos gratis (mexicanos)
  • Prohibido fumar
  • Prohibido ingresar alimentos
  • Prohibido mascotas
Zona arqueológica de Toniná, Carretera Ocosingo-Toniná, km 10, C.P. 29950, Municipio de Ocosingo, Chiapas.

Servicios
  • Estacionamiento
  • Módulo de información
  • Sanitarios
  • Visitas guiadas
MINI GUÍA
Guía
  • +52 (961) 612 2824
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • VISITA VIRTUAL
Directorio
Encargado
Lic. Juan Enrique Santiz Magaña
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
+52 (961) 612 2824
94_museo_tonina.pdfMuseo-Tonina-1
Museo-Tonina-2
INAH-Mediateca/Teresa Galindo
Vista lateral del museo de sitio
Museo-Tonina-3
INAH-Mediateca/Teresa Galindo
Sala A del Museo de Sitio
Museo-Tonina-4
INAH-Mediateca/Teresa Galindo
Entrada al museo de sitio
Museo-Tonina-5
INAH-Mediateca/Teresa Galindo
Vista lateral de la entrada al museo
Museo-Tonina-6
INAH-Mediateca/Teresa Galindo
Sala B del Museo
16.898934, -92.004080
Texto © CONACULTA.INAH.Museo de Sitio de Toniná CNME Imágenes © CONACULTA.INAH.Fototeca CNME.Gliserio Castañeda
209
Centro INAH Chiapas
15
A
7
Toniná
INAH-Mediateca/Teresa Galindo

AVISO LEGAL

Los contenidos de este portal pertenecen al Instituto Nacional de Antropología e Historia de México, pueden ser descargados y compartidos sin modificaciones siempre que se reconozca su autor y sin fines comerciales.

Footer MediatecaINAH

Guardar
Lugares INAH

Idioma